ORGANIZACIÓN Y COMUNICACIÓN: EL DESAFÍO DE LOS SINDICATOS 2.0

Los sindicatos son organizaciones que cumplen un rol central en nuestra sociedad. En su misión esencial de defender los intereses de los trabajadores y la interacción con los demás actores sociales, debe priorizar a la comunicación desde diversos enfoques; ya sea en el diálogo con los empleadores, la comunicación interna de la propia organización y el diálogo con los demás sectores de la sociedad.

La acción sindical, que se compone esencialmente de organización y comunicación, enfrenta los enormes desafíos de una sociedad que encuentra demérito en las organizaciones políticas; sumado a la dificultad que genera el aumento de servicios que los sindicatos brindan a sus afiliados. Hoy en día estas organizaciones se ocupan de cuestiones importantes como la protección de la infancia, la salud y actividades para la tercera edad, entre otras circunstancias que necesitan ser comunicadas eficientemente.

El presente artículo se refiere a tres de los aspectos fundamentales que debe tener en cuenta toda organización política. Uno alude a la personalidad de la institución y las otras a la organización que debemos tener para emprender la tarea de iniciar un diálogo efectivo, junto  al plan de comunicación interna y el equipo de profesionales y/o técnicos para llevar adelante la tarea en los medios tradicionales y en las diversas plataformas digitales.

IDENTIDAD

Lo primero a tener presente que la identidad de la organización, se la puede denominar también como su personalidad, esto hará que sea única y diferente al resto por cómo cree y piensa. Además de cómo busca relacionarse con los miembros de la comunidad en la que está inmersa. Un ejemplo de ello puede encontrarse en la comunicación de la nueva gestión del Sindicato de Empleados de Comercio Zona Atlántica (SECZA). En  el acto de asunción de la nueva Comisión Directiva se proyectó un «sindicato de cercanía…con la obligación de construir un nosotros».

En la palabra “cercanía” y en el “nosotros” se expresa la Identidad de una gestión que se suma a los valores de un sindicato muy arraigado en la comunidad, por la importancia de la actividad comercial en la zona y el sentido de pertenencia que genera el que todos contemos con un familiar o amigo que es o fue empleado de comercio.

La Identidad tiene que ser el principio rector para todas las actividades del espacio. Por este motivo es imprescindible tener claros los valores y los objetivos comunes que se  busquen transmitir. Tenemos que preguntarnos quiénes somos y a qué audiencia queremos llegar para definir la propia identidad y proyectarla con éxito hacia el exterior.

COMUNICACIÓN INTERNA

Las grandes organizaciones fueron las primeras en darse cuenta que para llegar a sus metas al primer público al que se debe fidelizar  es a su equipo de trabajo. Es decir, contar con un buen plan de comunicación interna, implica tener un itinerario u hoja de ruta bien desarrollado, que trae como consecuencia que llegue correctamente la comunicación a nuestros colaboradores. Entonces se puede decir que sus tres principales pilares son: darles toda la información que les ayudará a alcanzar esas metas, informarles acerca de los objetivos de su organización o una iniciativa específica y  permitirles tomar medidas acordes a las circunstancias, la realidad o los cambios.

Tener una buena planificación de estrategia comunicacional será la clave para el éxito de nuestra comunicación interna, estará vinculada a una serie de herramientas y acciones, entre estas últimas podemos destacar actividades como desayunos de trabajo, visita de referentes o delegados, las denominadas acciones grupales. Otra es la de capacitación de los referentes o delegados en seminarios, programas de coaching, cursos, etc. Desarrollar todo lo referido a los medios digitales (blogs, newsletter, flyer, videos, etc.) que   se articula con las herramientas de comunicación interna y su inserción en el siglo XXI.

EQUIPO Y ESTRATEGIA

Ante la dinámica de la comunicación, esta requiere con frecuencia el respaldo y la asesoría de profesionales que orienten en el desarrollo, innovación, mantenimiento y sostenibilidad; posibilitando también el diálogo  con su público objetivo o grupo de interés, además de visibilizar a la institución u organización.

Un componente fundamental es la comunicación estratégica, en virtud de orientar al equipo  desde el componente preciso, que garantice el desarrollo para lograr el objetivo perseguido.

Las herramientas tecnológicas y la era digital nos brindan un sinnúmero de posibilidades a quienes basamos nuestra actividad en la comunicación, dando mayor transparencia y velocidad a las tareas, e incluso abriendo nuevos canales de comunicación, intercambio y diálogo. También nos genera el desafío de entender un nuevo mundo comunicacional y la necesidad de adaptarnos, mediante el estudio y la formación, a los vertiginosos cambios sociales y culturales que genera la tecnología.

El reto por la comunicación efectiva está planteado y requiere exteriorizar la idea de logro que refirió Stephen Hawking: “la inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios”.

Marcelo Pérez Peláez

Abogado especializado en Comunicación, autor junto a Flavio Diez de  los libros “Introducción a la Política Comunicada”, “Destino Audiencias” y “Deconstrucción de Hábitos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.